“Presidente de los Estados Unidos” en mi comunidad

 máximo órgano de gobierno de una comunidad de vecinos es la Junta de propietarios. En ella radica la potestad de tomar decisiones y adoptar los acuerdos que se requieran. Mientras que el cargo de presidente no tiene en sí mismo funciones asignadas, el secretario y administrador sí que tienen una serie de funciones establecidas y tipificadas en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Salvo en los casos en los que el presidente pueda acumular el resto de cargos en su mandato, éste carece de responsabilidades, más allá de la de firmar las Actas de las reuniones y representar a la comunidad. Aun así, siempre será la Junta de propietarios el órgano de decisión y gobierno.Autoritario

En la mayoría de los casos ningún vecino quiere asumir la presidencia, aunque no es infrecuente encontrarse con propietarios deseosos de ocupar el cargo con la equivocada creencia de que con ello ostentarán la autoridad dentro de su comunidad.

Este tipo de presidente tiende a tomar decisiones con carácter unilateral, utiliza los fondos comunitarios para realizar las obras, reparaciones y mejoras que considera oportunas, no da explicaciones de sus gestiones, llega incluso a cobrar por su dedicación o se atribuye el derecho del voto de calidad por el cual puede resolver un empate a su discreción. Podría decirse que asumen el rol de “Presidente de los Estados Unidos” con poderes plenos y sumisión por parte del resto de propietarios.

Cuando la comunidad tiene contratado un administrador de fincas se pueden llegar a producir enfrentamientos con el presidente autoritario ya que el primero tiene la obligación legal de velar por el buen régimen de la comunidad y hacer cumplir la legislación vigente y los mandatos de la junta, lo que choca en ocasiones con las pretensiones del presidente. Si éste último cuenta con la simpatía de parte de los vecinos, el conflicto está asegurado.

La solución a esta situación pasa por concienciar a los vecinos de su responsabilidad como propietarios; hacer entender que el presidente es un vecino más, sin privilegios; recalcar la importancia de cumplir la legislación actual; devolver a la junta de propietarios la autoridad perdida.

Una comunidad es una pequeña democracia regida por normas y leyes, donde las decisiones se toman por mayorías y los derechos y obligaciones afectan a todos por igual.

2 thoughts on ““Presidente de los Estados Unidos” en mi comunidad

  1. En mi comunidad tenemos un «cónsul vitalicio plenipotenciario» desde hace 20 años y encima está compinchado con la asesoría que nos lleva la administración.
    Da igual a quien le corresponda la presidencia anual, le ceden la representación y la firma en la cuenta bancaria.
    Hace y deshace a su antojo, decide las obras que se pueden hacer y las que no, elige materiales, colores y maneja a los vecinos en contra de sus opositores, en este caso yo.
    Al estar jubilado, tiene tiempo de sobra para hacer su campaña puerta a puerta, comprando al resto de propietarios con pequeños favores (la mayoría son gente mayor) y metiendo cizaña sibilinamente contra los que no nos plegamos.
    LLegados a este punto, la vida en esta comunidad se ha convertido en un infierno. ¿Alguna solución que no me lleve a la cárcel? Gracias.

    • Hola Adela,
      Complicado asunto el que nos comentas. Si cuanta con el beneplácito de la mayor parte de los vecinos la «democrática dictadura» puede permanecer por muchos años. Quedaría la vía de la justicia pero para ello tendrías que reunir pruebas que demuestren una mala praxis.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>