Mantén tu edificio sano (Parte I)

Casa sanaEn ocasiones, pese a que las comunidades cuentan con seguros con buenas coberturas, es frecuente que determinados siniestros no sean cubiertos por la aseguradora, ya que ésta alega que el edificio se encuentra en mal estado de conservación. Y es que es responsabilidad única y exclusiva de los propietarios mantener en buen estado el inmueble para evitar su deterioro. Por eso son tan importantes las Inspecciones Técnicas de las que hablábamos hace algunas semanas.

Conviene, pues, realizar inspecciones periódicas a fin de detectar posibles elementos dañados para que sean corregidos.

Mantenimiento a cargo de los propietarios

- Las terrazas y cubiertas se tienen que mantener limpias y libres de hierbas, y evitar especialmente la acumulación de hojas o basura en los bozales de los desagües.

- El herraje de las puertas y de las ventanas se tiene que engrasar periódicamente, para que funcionen con suavidad.

- Las canaladuras y los agujeros de recogida y salida de agua de las ventanas y de los balcones tienen que mantenerse limpios.

- Las cintas de las persianas arrollables tienen que revisarse cada 4 años y cambiarlas si muestran signos de rotura.

- Los elementos pintados o barnizados tienen que repintarse de una manera periódica: las superficies con pintura plástica, cada 10 años; las superficies interiores pintadas con esmalte, cada 10 años: las superficies exteriores con esmalte, cada 5 años.

- El mantenimiento de la instalación eléctrica a partir del contador, y no tan sólo desde el cuadro general de entrada a la vivienda, va a cargo de cada uno de los usuarios abonados.

- Las cámaras de descarga, los sumideros, las arquetas y los bozales tienen que mantenerse limpios.

- Los sifones tienen que revisarse periódicamente para comprobar que están limpios y que no falta agua.

- Hay que seguir las instrucciones de mantenimiento de las instalación de calefacción proporcionadas por los fabricantes.

- Si la instalación de calefacción consta de una caldera y de radiadores de agua, se tienen que purgar periódicamente los radiadores para sacar el aire del interior, y una vez al año preferentemente antes de ponerlos en funcionamiento, se tienen que repasar las juntas de conexión de los tubos.

- Hay que seguir las instrucciones de mantenimiento de los fabricantes de aparatos de extracción mecánica.

- La instalación de depósitos de combustibles líquidos se tiene que conservar en condiciones reglamentarias. Es recomendable suscribir un contrato de mantenimiento con un instalador autorizado.

- Hay que seguir las instrucciones de mantenimiento facilitadas por el fabricante de portero electrónico.

Estas medidas son necesarias para evitar desperfectos que puedan generar algún peligro o que puedan desembocar en un deterioro mayor del inmueble. Normalmente, las actuaciones en las comunidades se destinan a reparar las incidencias una vez que se producen y en esto, como en muchas otras cosas, es mejor prevenir que curar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>