El voto secreto

Muchas de las decisiones que se toman en las Juntas de Propietarios suelen causar polémicas, tensiones y desacuerdos que, en ocasiones, Votopueden derivar en tiranteces o enemistades entre vecinos que dificulten el buen funcionamiento de la comunidad. No siempre los acuerdos son del gusto de todos los propietarios e incluso hay veces en las que algunos se sienten perjudicados, mas si la legislación se cumple, no hay motivo para los reproches.

Aun así, para evitar posibles conflictos, se podría pretender que las decisiones fueran tomadas mediante el voto secreto, con lo que los vecinos votarían con total libertad, sin compromisos ni miedo a represalias injustificadas. Pero la legislación es muy clara a este respecto y hace incompatible esta práctica debido a la necesidad de obtener la doble mayoría en las votaciones para que los acuerdos sean válidos.

La doble mayoría

La doble mayoría es necesaria para alcanzar un acuerdo y ésta supone que la votación debe alcanzar la mayoría de los votos que a su vez representen la mayoría de los coeficientes de propiedad. Con esta premisa, es evidente que el voto secreto sea incompatible ya que es preciso que cada votante sea identificado para tener en cuenta el coeficiente que le corresponde.

Incluso en los casos donde todos los propietarios tengan el mismo coeficiente y el mismo número de propiedades, sería indebida la utilización del voto secreto por existir la posibilidad de salvar el voto o demostrar que se ha votado en contra de una propuesta en caso de pretender impugnar el acuerdo tomado en la Junta.

Salvar el voto

Es uno de los requisitos que exige la Ley de Propiedad Horizontal para poder impugnar los acuerdos tomados en Junta de Propietarios, es decir, que para que un vecino pueda impugnar un acuerdo, es necesario que hubiera votado en contra o que hubiese salvado su voto y que quede reflejado este hecho en el acta.

De este modo, un vecino salva su voto cuando no desea comprometer su decisión al considerar que carece de información o conocimientos suficientes sobre el contenido y alcance del acuerdo que se pretende tomar. Así podría impugnar el mismo o apoyarlo cuando obtuviera la información requerida.

En cualquier caso, parece que queda bastante claro que el voto secreto no tiene cabida dentro de las comunidades de vecinos. Obviamente, las represalias por votar a favor o en contra de una propuesta tampoco.

2 thoughts on “El voto secreto

  1. hola buenos días el otro día sigo en mi comunidad una junta. uno de los votos que se efectuó supuestamente fue secreto puesto que la administradora de unos papelitos con el sello de la administración y el número de casa. muchas gracias dietarios rompieron el número de casa y esos Huetos fueron afectados. me gustaría saber si eso votaciones legal.

    • Hola Carolina,
      Como decimos las votaciones no pueden ser secretas así que ese voto no debería haber contado. No obstante no entendemos ese sistema de votación puesto que el resultado ha de ser conocido por todos. O bien se anula ese voto o se anula la votación entera y, por ende el acuerdo tomado.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>