El alquiler, la alternativa a la compra

alquilerEl alquiler, como ya comentábamos la semana pasada, se ha convertido en una de las mejores opciones dentro del mercado inmobiliario. De este modo, muchos de los propietarios de viviendas que, en un principio, tenían como objetivo su venta, han sabido reajustarse a las condiciones económicas actuales y han optado por el alquiler como forma más fiable de rentabilizar sus inversiones, por lo que la oferta de viviendas en alquiler ha aumentado considerablemente. Aun así, España se encuentra muy por debajo de la media europea en cuanto al número de familias que viven de alquiler (un 17% frente al 33% de media en Europa). ¿Cuestión de mentalidad o de adaptación?

La inestabilidad laboral o el endurecimiento de las condiciones de financiación de inmuebles son algunas de las razones por las que optar por el alquiler se convierte en la mejor alternativa en estos momentos.

 ¿Qué ventajas tiene alquilar una vivienda?

 –  No se requieren grandes inversiones, más allá del importe de la fianza (que según la Ley de Arrendamientos Urbanos se fija en una mensualidad para las viviendas y tres para locales comerciales).

-  Facilita la movilidad, es decir, los cambios de residencia por motivos labores o familiares, adecuándose el alquiler a las necesidades según el ciclo vital.

-  Los trámites y gestiones son mucho más sencillos que si se opta por la comprar una vivienda. Además no hay que molestarse en dar de alta los servicios esenciales (agua, luz, gas…), ya que cuando se alquila una vivienda todos estos servicios ya están contratados.

-  Como regla general, los gastos de mantenimiento de la vivienda corren a cargo del propietario y, por tanto, corresponde al arrendador afrontar todos los gastos derivados del mantenimiento de la vivienda y del edificio donde se encuentra.

-  Proporciona un control más exhaustivo de los gastos mensuales, ya que el inquilino únicamente ha de pagar la renta y los suministros. Al alquilar ahorramos en cuotas comunitarias, imprevistas derramas, impuestos locales, seguros, etc.

 ¿Existen desventajas a la hora de alquilar?

 –  El inquilino pasa a tener una vinculación con el propietario del piso, relación que le obliga al buen mantenimiento de la vivienda y del cumplimiento de las condiciones del propio contrato, hechos que a veces puede acarrear desacuerdos.

-  Aunque se considere el propio hogar, no se puede hacer ningún tipo de reforma o mejoras en la vivienda sin la previa autorización del propietario.

-  La renta podrá verse incrementada anualmente en función del IPC, aunque el Ministerio de Fomento ha anunciado un cambio legislativo que permitiría que este incremento lo pactasen las partes de común acuerdo.

-  Pasado los plazos legales de la finalización del contrato y las prórrogas obligatorias, el propietario puede reclamar la vivienda si decide dejar de alquilarla.

 Además tanto el propietario como el inquilino pueden  optar a una serie de ayudas al alquiler. La Ley de IRPF contempla una deducción en el alquiler para los inquilinos que no superen un límite de ingresos. Además las Comunidades Autónomas aplican su propia deducción en la declaración de la renta para los arrendatarios, siempre que se cumplan unos requisitos de edad y de ingresos. Ambas deducciones son complementarias y se pueden aplicar conjuntamente.

Nota: Actualmente la Ley de IRPF se encuentra en revisión para su posible modificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>