Cómo ahorrar en mi comunidad

Las comunidades de vecinos se mantienen económicamente gracias a las cuotas que cada propietario abona en función del porcentaje de participación de su vivienda, siempre que en los Estatutos de la comunidad no se especifique otro modo de contribución.

Realizar un buen análisis de gastos con la consiguiente previsión es de vital importancia para el mantenimiento de los servicios necesarios de una comunidad. Cuando este estudio lo realiza un equipo de expertos puede lograr un ahorro significativo y una consiguiente mejora en el funcionamiento de la comunidad.

 Ahorrar con prudencia

AhorrarAl hablar de ahorro, instintivamente se piensa en reducir los gastos. Se buscan proveedores más baratos, se prescinde de algunos servicios, se reducen otros, se revisan contratos, se escuchan ofertas, etc. Obviamente es el recurso más utilizado pero no siempre el más efectivo. En la mayor parte de las ocasiones, estos precios más bajos van acompañados de reducciones considerables en las coberturas de los servicios, de manera que ante determinados imprevistos se producen desagradables situaciones en las que los vecinos deben hacer frente a costosas derramas. Piensen como ejemplo en la póliza de un seguro que, por abaratar su coste, elimina la cobertura de daños por lluvia, dándose la casualidad de que en ese año las lluvias ocasionan desperfectos en el tejado y fachada. La derrama sería inevitable por buscar un ahorro inapropiado.

 ¿Cómo se puede ahorrar, pues, en una comunidad?

En la mayor parte de las ocasiones, los ahorros significativos se producen a largo plazo y para ello, casi siempre, hay que plantearse una inversión inicial o un cambio en el planteamiento de la gestión de la comunidad.

A continuación vamos a analizar brevemente varias medidas para conseguir ahorros significativos en su comunidad de propietarios.

    1.- Contratar los servicios de un Administrador de Fincas.

Contar con personal cualificado y profesional que consiga gestionar su comunidad de una manera eficiente debe ser el primer paso para lograr un ahorro sustancial. Una buena gestión puede lograr mejoras en los contratos de mantenimiento de ascensores, de seguros, de limpieza, de suministros, etc. Además, podrá tramitar subvenciones o solicitar ayudas que puedan beneficiar al mantenimiento y la mejora del edificio sin que tengan que verse afectados los bolsillos de los propietarios.

     2.- Eficiencia energética.

Nos referimos al aislamiento del edificio, ya que este aspecto es fundamental para la reducción de gastos comunitarios. Ventanas con doble acristalamiento, puertas dobles en los portales, ventanas de escaleras cerradas o sistemas automáticos de cierre, son algunas medidas que reducen notablemente las pérdidas de calor del edificio. Al aislamiento se le conoce como “el ahorro invisible”, ya que no se ve pero se nota y su contribución al ahorro puede ser muy importante.

     3.- Renovar la iluminación.

Conocer las características de iluminación del edificio permitirá optimizar el consumo y mejorar su rendimiento. Apagar luces innecesarias, analizar la iluminación adecuada para cada zona, aprovechar la luz natural, sustituir las lámparas incandescentes por bombillas de bajo consumo y, donde sea posible, bombillas LED o instalar temporizadores y detectores de presencia en las zonas de paso, son medidas que contribuirán muy eficazmente a un notable ahorro de consumo eléctrico.

     4.- Sustituir las calderas de gasoil.

La calefacción comunitaria de caldera de gasoil es, sin duda alguna, el mayor gasto que asumen los vecinos. Por eso, hay que tener muy presente que una comunidad puede reducir el gasto en consumo energético hasta en un 40% con el cambio de la caldera de gasoil a otra de gas natural o de biomasa. Además, la amortización de esta inversión puede rentabilizarse en apenas unos años.

     5.- Uso eficiente de los ascensores.

La instalación en el interior del ascensor de detectores de presencia o interconectar el encendido de las luces del habitáculo con el mecanismo de maniobra del ascensor, son medidas que pueden conseguir un ahorro sustancial en el gasto eléctrico. Actualmente, hay empresas muy comprometidas con la eficiencia energética de sus sistemas de ascensores y están logrando avances muy significativos que producen grandes ahorros para sus usuarios.

¿Por qué Comunadis es la mejor opción para ahorrar en su comunidad?

- Porque está logrando una media de ahorro del 10% en todas las comunidades que gestiona.

- Porque cuenta con un equipo de ingenieros y técnicos especializados en eficiencia energética.

- Porque realiza estudios y análisis para la renovación de las instalaciones eléctricas y de iluminación para optimizar el consumo.

- Porque facilita los presupuestos y planes de amortización para el cambio de calderas, además de gestionar todo el proceso para que los vecinos no tengan que preocuparse de nada.

- Porque trabaja con las mejores compañías de mantenimiento de ascensores del país con el fin de obtener un mayor beneficio para las comunidades que gestiona.

- Y, sobre todo, porque Comunadis es sinónimo de CALIDAD Y PROFESIONALIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>