Alquiler seguro, ¿ficción o realidad?

AlquilerEl parón en la compraventa de inmuebles ha hecho aflorar el mercado del alquiler de viviendas. Aunque, si bien es cierto que aún existen muchas reticencias o miedos por parte de los propietarios para alquilar sus propiedades a terceros, también lo es el hecho de que mantener una vivienda cerrada ocasiona una serie de gastos fijos, como son el pago el Impuesto de Bienes Inmuebles, la cuota de la comunidad, el seguro de hogar o los mínimos en los suministros básicos. Por este motivo y porque realmente existen posibilidades para alquilar de manera segura, la apuesta por el alquiler debe ser una de las opciones a tener en cuenta para rentabilizar la inversión de dicha vivienda.

Entre los principales problemas que exponen los propietarios para no alquilar nos encontramos:

    – Imposibilidad de disponer de la vivienda mientras dure en contrato de alquiler.

    – Asumir la responsabilidad de cara al inquilino.

    – Invertir en el acondicionamiento o mejora de la vivienda.

    – El riesgo del impago del alquiler.

A continuación vamos a dar una serie de claves para realizar un alquiler de forma segura.

1.- Hacer una buena selección del inquilino.

Aunque parece algo lógico y casi ridículo de mencionar, es de gran importancia. Para ello, se puede pedir una nómina o el contrato de trabajo con el fin de comprobar la solvencia o estabilidad laboral del posible inquilino e incluso consultar en los registros de morosidad para averiguar todo lo posible sobre él. Será de gran utilidad acudir a un gestor inmobiliario profesional para realizar un buen proceso de selección.

2.- Pedir garantías extras.

Además de la fianza para cubrir posibles desperfectos en la vivienda, la Ley permite que se pueda establecer otro tipo de garantías para el cumplimiento de las obligaciones de pago. El importe para este aspecto es libre, quedando limitado por lo pactado entre las partes.

3.- Exigencia de avales.

Pueden ser de tipo personal, siendo un tercero (normalmente un familiar) el que se hace responsable de la deuda ante un impago, o de tipo bancario, caso en el que es una entidad financiera quien responde ante la deuda por impago.

4.- Contratación de seguros de impago o desperfectos.

Es una alternativa muy interesante y que prosperará rápidamente ya que suponen una opción a los avales o garantías adicionales que, en ocasiones, dificultan la fluidez en el mercado inmobiliario. Podemos encontrar ya muchas compañías de seguros que ofrecen un amplio abanico de coberturas para cubrir supuestos tales como el impago por parte del inquilino, daños en la vivienda, gastos judiciales en caso de desahucio, etc. Además, el pago de este tipo de seguros puede pactarse entre las partes para ser costeado por ambas.

5.- Alquileres a través de Organismos Oficiales.

Ya son varias las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos los que cuentan con un servicio público, a disposición de los ciudadanos, para intermediar en los alquileres, aportando garantías a ambas partes. De este modo, el propietario se compromete a poner su vivienda vacía en el mercado de alquiler a un precio más económico y como contraprestación recibe la garantía del Organismo Público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>